Colgando Sobre la Carretera – por Jack Ewing

Algunas personas los llaman “Puentes de Monos”, y es cierto que los monos los usan más que cualquier otra especie, pero no exclusivamente. Hace muchos años colgamos una tubería de agua sobre el estrecho camino de piedra en frente de nuestra casa. Aunque nunca se pretendió que fuera un paso de animales, al menos se vieron cinco especies diferentes utilizando la cañería de 10 metros de largo como tal: monos, martillas, olingos, tamandúas y zarigüeyas.

img-blog-1

Cuando la nueva carretera se encontraba en la etapa de planificación, en Hacienda Barú negociamos la inclusión de pasos subterráneos y pasos aéreos en el Estudio de Impacto Ambiental con el objetivo de facilitar el paso de vida silvestre y mitigar la matanza en carretera. Varios mamíferos comenzaron a usar los túneles de inmediato, pero no vimos nada en los puentes durante un año y medio. Los monos cariblancos finalmente comenzaron a cruzar el puente más corto, de 26 metros. Pronto comenzaron a usar otro puente de 34 metros, pero pasaron tres años más antes de que los viéramos en el puente más largo, 63 metros.

img-blog-2

En mayo de 2018 decidimos colocar algunas cámaras trampa en cada extremo de los puentes para documentar las diferentes especies que los usan. Durante los ocho años transcurridos desde la construcción de los pasos aéreos sobre la carretera, solo vimos monos, una martilla y un puercoespín. El guía de Hacienda Barú, Rigo Pereira, trepó a los árboles de anclaje y amaró las cámaras. Estuvimos encantados ver que además de las especies mencionadas anteriormente, las cámaras registraron perezosos de tres dedos, perezosos de dos dedos, pizotes, zorros de balsa y una especie de felino no identificada. Hasta donde sabemos, ningún gato ha sido registrado utilizando un paso aéreo de vida silvestre. Este gato ha sido fotografiado en muchas noches diferentes en el mismo puente, generalmente alrededor de las 2:00 a.m. Una cámara trampa utiliza luz infrarroja para fotos nocturnas, y si el animal está cerca de la cámara, la imagen es blanca y borrosa. Por esa razón, las marcas del gato no son visibles y no hemos podido identificar la especie.