Hacienda Barú Blog
 
¿A Dónde Van las Tortugas?

 viveroEn la Hacienda Barú comenzamos a trabajar para salvar las tortugas marinas loras (Lepidochelys olivacea) en el año 1984. Habían tantos cazadores furtivos en la playa desenterrando los huevos de las tortugas que nos preocupamos de que ninguna tortugita estuviera eclosionando para irse al mar y que la especie estaba en peligro de extinción. Así decidimos competir con los cazadores furtivos por los huevos con la diferencia de que los que captados por nosotros fueron enterrados en un vivero en lugar de ser vendidos a una cantina local. Realmente no sabíamos lo que estábamos haciendo, pero habíamos oído hablar de viveros de tortugas, e hicimos un intento de crear lo que imaginábamos que uno debería hacer. Aparentamente hicimos algo bien porque más de 2000 tortugitas nacieron en nuestro primer vivero, y las liberamos en el mar. Desde esa experiencia me he preguntado por dónde van las tortugas cuando salen de la playa de Barú.

Con el tiempo hemos mejorado los viveros y las técnicas de rescate de las tortugas marinas. Con la ayuda de numerosos biólogos marinos y expertos sobre tortugas experimentados hemos aprendido muchas cosas y recopilado muchos datos. Hemos medido la temperatura de los nidos y la correlacionamos con el tiempo de incubación y la proporción de hembras a machos eclosionados. Hemos mantenido registros de cuántos nidos hemos rescatado junto con la ubicación, la fecha, el número de huevos depositados y el número de crías nacidas y liberadas. Hemos puesto placas metálicas de identificación a las tortugas en un esfuerzo por aprender a dónde se dirigen.

desovando-en-la-playa neonatos-al-mar

Las tortugas loras son más conocidas por anidar en grupos masivos llamados arribadas. Sin embargo algunos miembros de la especie vienen a la playa y anidan solas. Estas son las llamadas tortugas solitarias, y son las que tenemos en la Playa Barú. Recientemente una estudiante posgrado de Texas A & M University, Christine Figgener, trabajando en su proyecto de investigación doctoral, vino al Centro de Investigación Biológica Hacienda Barú para estudiar las tortugas loras solitarias. Tomo muestras de ADN y pegó transmisores a las conchas de tortugas hembra después de haber desovados. Estos dispositivos ocasionalmente transmiten un “ping” a un satélite, y con equipos electrónicos sofisticados se puede determinar la localización GPS del transmisor que emitió el ping y así seguir la ruta de migración de la tortuga.

colocando-transmisorA principios de Septiembre de 2017 Christine trabajó con Ronald Villalobos, el responsable del programa de rescate de tortugas Hacienda Baru, y lograron colocar transmisores en las conchas de dos tortugas. Christine les puso los nombres Faith y Shelly. El progreso de estas dos hembras se puede observar en el sitio web ocearch.org. Hay muchos tiburones que se rastrean tambien así que si usted no ve las tortugas al inicio de la lista de los “pings recientes” sigue buscando hacia abajo hasta que las encuentre. A la fecha de este escrito, seis días después de que el transmisor fue adjuntado a Shelly la noche del 4 de Septiembre, ella había viajado 485.5 kilómetros y ahora se encuentra en el océano Pacífico a unos 80 kilómetros de la costa de la península de Nicoya.

Después de tantos años finalmente aprenderé a dónde van las tortugas cuando salen de Playa Barú. Espero seguir el progreso de Faith y Shelly.

septiembre 11, 2017 0 14